Azcón critica la lotería fiscal de los partidos de izquierda que este año volverá a caerle al comercio

sep 11 2018
(0) Comentarios
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Jorge Azcón, ha valorado el proyecto de ordenanzas presentado por Zaragoza en Común. Azcón ha recordado que cada propuesta de ordenanzas de Santisteve es “una lotería fiscal” que acaba perjudicando a algún colectivo y “este año le ha tocado al comercio”. De hecho, el portavoz ha lamentado que “la izquierda sólo concibe los impuestos con un objetivo de recaudar y no como un instrumento para generar empleo, favorecer la actividad económica o ayudar a quienes más lo necesitan”. En este sentido, ha recordado que “las ordenanzas siempre han sido fruto del acuerdo de PSOE y ZeC, dos partidos que están todo el día a tortas, pero sí se ponen de acuerdo para subir los impuestos”.

Jorge Azcón considera que la propuesta para 2019 es una “rectificación en toda regla” que da la razón al PP tras haber duplicado el recibo del IBI a miles de garajes de Zaragoza y ha criticado que no se plantee cambio alguno en el Impuesto de la Plusvalía, que es el tributo más injusto que hay en el consistorio zaragozano. Por eso, ha anunciado que el Grupo Municipal Popular no aprobará las ordenanzas fiscales si no hay una modificación significativa de la plusvalía que se asemeje a la que se ha aprobado por los partidos políticos en las Cortes con el impuesto de sucesiones.

“El Impuesto de Sucesiones en el Ayuntamiento de Zaragoza se llama Impuesto de la Plusvalía y es muy difícil de explicar que el PSOE se coma las ordenanzas sin modificarlo”, ha explicado. Por eso, ha anunciado su disposición a dialogar con el resto de los grupos porque “presentaremos una proposiciones normativa para que no se dé la contradicción de que haya hijos que no paguen sucesiones por heredar un piso en Zaragoza, pero sí paguen la plusvalía”. El portavoz del PP confía en que los socialistas abandonen esa “contradicción” para acabar con el “atraco” que supone el impuesto de la plusvalía en la capital aragonesa en situaciones de mortis causa.

Posts relacionados