El PP denuncia que Santisteve aboca al cierre a varios comercios del Casco Histórico al reducir los horarios de carga y descarga en la Plaza de San Pablo

mar 11 2016
(0) Comentarios

La concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Reyes Campillo, ha rechazado la decisión unilateral del alcalde Santisteve de reducir los horarios de carga y descarga de los comercios en la Plaza de San Pablo y ha denunciado que se ha hecho “sin participación y sin preguntar a los afectados”. Campillo considera que Zaragoza en Común vuelve a evidenciar así “cómo entiende la participación ciudadana” y ha alertado además de que “las limitaciones impuestas abocarán al cierre de varios comercios, ya que verán afectada de forma notable su actividad”. Por eso, ha lamentado la actitud que tuvieron ayer los representantes de ZEC y la concejal-presidenta del Casco Histórico, Teresa Artigas, al rechazar una propuesta de los vocales populares que defendía a los comerciantes del barrio reclamando al Gobierno de la Ciudad que “atienda sus reivindicaciones y respetar los horarios que han funcionado en esa zona desde hace años”.

La concejal del PP ha criticado que Zaragoza en Común utilice políticamente al pequeño comercio en su batalla ideológica contra las grandes superficies, pero “la realidad es que luego le dan la espalda permanentemente y adoptan decisiones políticas que agravan sus problemas en lugar de solucionarlos”. De hecho, cree que los cambios en las señales de San Pablo son un “ataque en toda regla” que parece la respuesta a las quejas de algunos comerciantes por el incremento de denuncias de la Policía Local. En este sentido, ha recordado que la decisión se adoptó en menos de 24 horas como consecuencia de un artículo de prensa y que “lo hicieron sin informes técnicos que la avalen”, tal y como reconoció ayer la responsable de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza.

Por esta razón, Reyes Campillo ha anunciado que el PP ya ha solicitado acceso a los expedientes administrativos que justificaron las modificaciones en los horarios de carga y descarga y se ha comprometido a adoptar cuantas iniciativas políticas sean necesarias para defender a los comerciantes del Casco Histórico, ya que “son una parte esencial de nuestro barrio y no tienen que ser los paganos de la mala gestión del alcalde y su equipo”.