La Junta de Portavoces aprueba, a propuesta del PP, retirar otra campaña para mantener la neutralidad y evitar el electoralismo del alcalde

jun 17 2016
(0) Comentarios
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

La Junta de Portavoces extraordinaria solicitada por el Partido Popular para abordar diferentes cuestiones en relación con el Ayuntamiento y la campaña electoral ha finalizado con un importante acuerdo por consenso para garantizar la neutralidad del Ayuntamiento. En concreto, han sido aprobadas por unanimidad las dos propuestas lanzadas en ese sentido por el portavoz popular, Jorge Azcón: que se retire otra campaña publicitaria que podría incurrir en electoralismo y que el alcalde de Zaragoza, que es también candidato en las listas de Unidos Podemos por la provincia, “se abstenga de participar en determinados actos para guardar, como representante de todos los zaragozanos, una escrupulosa neutralidad durante el periodo electoral”.

En concreto, la campaña que el Gobierno municipal se ha comprometido a retirar pertenece a la contrata de limpieza viaria, cuya adjudicataria es la empresa FCC, y lleva por lema “La calle es nuestra”. Respecto a la neutralidad del alcalde, Jorge Azcón ha agradecido que Pedro Santisteve haya aceptado con gran rapidez la propuesta hecha por el PP para que no participase en la inauguración del Mercado Medieval esta mañana.

Campaña fcc 4

Del mismo modo, el portavoz de ZeC, Pablo Muñoz, se ha comprometido a que el alcalde no asistirá esta tarde a la inauguración del proyecto participativo de la recuperación del patio del colegio Joaquín Costa. En justa correspondencia, Azcón ha comunicado que tampoco asistirá a ese acto la presidenta del distrito Centro y concejal popular Patricia Cavero. ç

Este excelente clima de entendimiento, sin embargo, lo ha roto Zaragoza en Común al abordarse el otro tema expuesto por el PP: la retirada de la subvención municipal de 2.000 euros a la Semana Cultural de La Madalena por incluir en su programa el III Guillotina Fest, un acto cuyo cartel anunciador es una infame incitación a la violencia, al odio partidista, al rencor social y a la humillación del rival político. 

A pesar de que ha habido consenso entre los grupos de la oposición de que no deben aportarse fondos públicos a este tipo de manifestaciones, y a pesar de que la propia asociación vecinal Calle y Libertad, organizadora de la Semana Cultural, recoge en su web una nota de Prensa en la que se admite que este evento tiene, tal y como denunció el PP, un carácter intrínsecamente “reivindicativo y político”, Pablo Muñoz no ha querido comprometerse a retirar la subvención de 2.000 euros concedida por la Junta del Distrito Casco Histórico, presidida por Teresa Artigas.

Jorge Azcón lamenta la cerrazón de ZeC ante la evidencia de que el dinero público “no puede servir en ningún caso para subvencionar directa o indirectamente actos o expresiones que inciten a la violencia y al odio” y señala que el Grupo Popular seguirá reclamando en otras instancias municipales la retirada de esa subvención y que se adopten las medidas adecuadas para evitar que puedan repetirse hechos similares.

Posts relacionados